Importancia de los ponederos de gallinas en las granjas

 

Para lograr la máxima productividad en una granja avícola, ya sea para gallina reproductora o ponedora, es importante contar con el equipamiento adecuado, siempre de primera calidad, ya que conseguir un entorno adecuado constituye un factor crítico para garantizar la viabilidad de la explotación.

En el mercado, existen multitud de empresas que proveen a los avicultores de nidales o ponederos para gallinas, y también existen muchos modelos. Ante la perspectiva, resulta necesario hacer un repaso de cuáles son los aspectos más importantes que se deben tener en cuenta a la hora de tomar la decisión.

Como incrementar la productividad en las granjas avícolas

 

Sin duda, una de las mayores preocupaciones de un avicultor es lograr que sus gallinas, ponedoras o reproductoras, pongan el mayor número de huevos de calidad, para que posteriormente puedan venderlos para su consumo o para las granjas incubadoras donde se obtendrán los pollitos. Cuanto menor sea la merma provocada por una producción insuficiente o de mala calidad, mayores serán los beneficios que obtenga.

 

Sistemas de luz ultravioleta para la desinfección de los huevos

Elección huevos

Para lograr una desinfección adecuada, existe un novedoso sistema que emplea la luz ultravioleta consiguiendo desinfectar correctamente los huevos.

Gracias al uso de la luz ultravioleta, se puede conseguir una limpieza y desinfección correcta de los huevos, logrando mejorar la producción en las granjas desechando un menor número de huevos.

 

Evitar la Puesta de huevos en el suelo

 

Un huevo puesto en el suelo es más probable que se contamine, ya que se mezclará con la suciedad que pueda haber en el suelo, incluidas heces y excrementos.

Antiguamente, en las explotaciones avícolas, las gallinas ponedoras solían poner sus huevos en el suelo. Ésta práctica aún suele ser habitual en pequeñas granjas, pero cada vez está cayendo más en desuso por los problemas y pérdidas en producción que ello provoca.

 

 

Mantener limpios los nidales y el resto de instalaciones

 

Los lugares en que las gallinas ponedoras ponen sus huevos, deben estar en perfecto estado de limpieza y desinfección para conseguir huevos incubables limpios y viables. También es necesario que las alfombrillas de los nidales estén limpias, al igual que las cintas que recogen los huevos.

En general, el mejor consejo es mantener todas las instalaciones de la granja libres de toda suciedad y contaminación.

¿Cómo conseguir que las gallinas pongan los huevos en los ponederos?

 

De nada nos va a servir disponer del mejor o más avanzado nidal si al final las gallinas acaban poniendo los huevos en el suelo.

Existen una serie de consejos que nos van a ayudar a conseguir que se acostumbren a los ponederos:

  • La nave de puestas debe estar totalmente aclimatada y equipada desde el primer momento y justo antes de que entren las gallinas
  • El entrenamiento, incluso en la edad más temprana, ayuda a que las futuras reproductoras aprendan la rutina de puesta en los nidales.
  • Para evitar la puesta fuera del nidal, el avicultor debe pasearse por la nave frecuentemente para que las gallinas no cojan malos hábitos.
  • Si se detecta un lugar fuera del nido donde suelan poner huevos, es recomendable vallar esa área para corregir el hábito.
  • La ubicación de los comederos y bebederos nunca debe entorpecer las zonas de puesta, y deben ser de fácil acceso para que todas las aves se alimenten correctamente.
  • Se deben establecer horarios para la alimentación, y sobre todo no hacerlos coincidir con los momentos de puesta de más actividad.
  • Debe garantizarse siempre la limpieza en los nidos y, en general, en todas las áreas por las que transiten las reproductoras.
  • No sobre poblar el nidal, para asegurar que todas las gallinas ponedoras puedan acceder libremente.
  • Iluminar adecuadamente la nave de puestas, para estimular la productividad.
  • Mantener una adecuada temperatura y ventilación en los ponederos.

Ponederos de gallinas de Cavenco

 

Los ponederos o nidales para gallinas ponedoras son estructuras concebidas para lograr la mejora calidad de los huevos, evitando que éstos se puedan ensuciar o romper.

Cavenco emplea en la producción de sus nidales los últimos avances tecnológicos, para ofrecer siempre un producto de calidad que mejore el rendimiento de la granja de reproductoras.

 

Las ventajas de los nidales de Cavenco

 

El diseño de los nuevos nidales de Cavenco asegura la producción de un huevo limpio, con el mínimo porcentaje de roturas y puestas fuera del nidal:

 

  • Los nidales que fabrica Cavenco son aptos tanto para gallinas reproductoras como para ponedoras.
  • La mayor diferencia que existe entre nuestros nidos y los otros que existen en el mercado es su fabricación completa en plástico, haciendo más sencillas las tareas de limpieza y desinfección. Antes, los ponederos solían hacerse de metal o de madera, materiales que a la larga suponían un limpieza y desinfección insuficientes.
  • Al tener los slats laterales articulados que se elevan, permiten una limpieza completa sin necesidad de desmontarlos. En otras granjas, después de la fase de crianza de las gallinas, que dura unas 40 semanas, tienen que sacar al exterior los nidos para poder limpiar completamente la nave, y al final, con esta práctica, los equipos se acaban deteriorando más rápidamente.
  • La iluminación LED instalada en toda la nave la controlamos por ordenador a través de los sensores de luz (luxómetros), por lo que podemos poner una luz tenue en el centro del ponedero, y más intensa en el resto de la nave.
  • Las ventanas superiores practicadas en el techo, aseguran una adecuada ventilación y renovación del aire interior.
  • El sistema de expulsión automático de aves evita que las gallinas permanezcan en el interior por encima del tiempo estimado para una puesta.

 

  • Nuestros comederos para gallinas también están fabricados en plástico y tienen una rejilla que evita que el pienso se salga cuando las gallinas están comiendo.